Stories of Hope

See how organ, eye and tissue donation has healed lives.

Brandi, donante

Brandi tenía una sonrisa que iluminaba todo lo que la rodeaba y una cálida personalidad comparable. Escuchar música, acampar en las montañas e ir a la playa eran solo algunas de las muchas cosas que disfrutaba. Generosa por naturaleza, Brandi era una amiga de verdad para aquellas personas lo bastante afortunadas como para haberla conocido; se ofrecía altruistamente a otras personas de todas las maneras posibles y siempre buscaba nuevas oportunidades para ayudar a las personas necesitadas. Tristemente, un accidente de auto puso fin a la vida de Brandi demasiado pronto.

Inscribirse como donante de órganos, ojos y tejidos fue una prioridad para Brandi cuando cumplió 18 años y, tan pronto como pudo, acudió a la oficina de licencias de conducir para agregar la designación de donante a su licencia. Brandi había decidido ser donante cuando tenía apenas seis años, después de preguntar a su padre, Gilbert, porqué tenía en su licencia un adhesivo rosado que decía “donante”.

“Cuando expliqué a Brandi qué significaba dar mis órganos a otras personas que estaban enfermas y los necesitaban después de que yo muriera, sonrió y dijo que también quería ser donante», recordaba Gilbert. «Desde esa temprana edad, mientras se convertía en una joven hermosa adulta, Brandi decía que ella era una donante”.
Al fallecer, Brandi pudo dar el regalo de la vida a cinco receptores de órganos y sus familias. Su donación fue fuente de gran consuelo para Gilbert porque sabía cuánto significaba para Brandi dar a otras personas. Es un acérrimo defensor de las donaciones y cree firmemente que todas las personas deberían tomar la misma decisión e inscribirse.

“Se trata de ser donante, de devolver”. “Es el mejor acto de altruismo posible”, dijo Gilbert, y añadió: “Brandi habría estado muy orgullosa de su donación a la humanidad”.

Registration takes less than a minute.

Still have questions?

Be socially responsible

95% of Americans are in favor of being a donor but only 58% are registered.
Help bridge the gap by sharing.